Cambiar los suelos es una de las reformas más satisfactorias cuando quieres reformar tu hogar. Si ha llegado el momento de sustituir los pavimentos de interior, debes saber que existen muchos tipos en el mercado, tanto en cuanto a materiales de pavimentación como en cuanto a precio y calidad. Aquí te mostramos los 10 mejores tipos de suelos de interior con sus pros y sus contras, para que puedas tomar una decisión según tu criterio y tus necesidades o las de tu familia.

SUELO DE CERÁMICA

Los suelos de cerámica o piedra son un clásico en el interior. De hecho, tenemos en España los mejores fabricantes de pavimentos cerámicos, exportamos a decenas de países y creamos tendencia a lo largo del tiempo. Hay baldosas cerámicas de pasta blanca o roja de calidades completamente diferentes, su forma, acabado, pavimento se desvanecen rápidamente… Si no quieres ser creativo de vez en cuando, lo ideal es elegir suelos cerámicos en una gama de colores neutros en un formato clásico, por ejemplo cuadrado. Su calidad es muy variable, por lo que no se recomienda elegir el suelo más económico.
Ventajas: El suelo está muy limpio y es fácil de mantener. buen precio.

EL ESPACIO PERFECTO: Los pisos cerámicos son el rey indiscutible de cocinas y baños, aunque también se recomienda su uso en casas de una sola planta, bungalows y más. La entrada al patio y al jardín continúa…

SUELO PORCELÁNICO

Los pisos de porcelanato también son baldosas de cerámica pero tienen sus propias características para distinguirlos de los pisos de baldosas de cerámica. Dado que se produce en un proceso de monococción, es muy duradero y tiene una baja absorción de agua. El piso de porcelanato se ha vuelto popular como una alternativa de piso en las reformas de viviendas en los últimos años porque puede imitar perfectamente otros tipos de pisos como piedra, mármol y madera. * Ventajas: Muy buen piso portante, de por vida.

*Contras: Es un 50% más caro que los adoquines de arenisca; La necesidad de utilizar un pegamento especial para unirlas también encarece las reformas en el hogar. * El espacio ideal: Los suelos porcelánicos son ideales a la hora de reformar un baño, donde se sustituye la bañera por una ducha de obra, por su baja absorción de agua y humedad. También está destinado a zonas de alto tránsito, por su resistencia, y a balcones y zonas exteriores, por su resistencia a los cambios bruscos de temperatura.

SUELO RECTIFICADOS

Los suelos de reparación son suelos porcelánicos que se pueden colocar sin juntas, dando la impresión de que el suelo es continuo, ideal para reformas completas. Para lograr este efecto, los bordes de dichos pisos se “corregen” mecánicamente, es decir, se cortan absolutamente rectos y sin bordes (bordes afilados) gracias a la tecnología de chorro de agua de la industria aeronáutica. Efectivamente, en los suelos modificados hay juntas, pero no superan los 1 o 2 mm, por lo que son prácticamente imperceptibles.

* Ventajas: Permite conseguir una estética impactante en espacios amplios, con una superficie brillante, ideal como suelo continuo. * Inconveniente: Es un pavimento más caro, cuyo procesamiento requiere la eliminación de partes del material y la intervención de las partes fresadas con alta precisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *